En 1878 Antoni Gaudì se graduó en La Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, su profesor y arquitecto Joan Torras i Guardiola le encargó uno de sus primeros trabajos conocidos. La decoración de la capilla del entonces convento de la congregación religiosa Jesus-María, hoy parroquia de Sant Pacià. El joven arquitecto se encargó de la cubierta del suelo, el altar mayor, la custodia, elementos de iluminación, el coro de las monjas, mobiliario y otros elementos decorativos. Por desgracia, solo se conserva el mosaico que cubre el piso del templo.

Antoni Gaudì trabajó en al proyecto entre 1878 y 1881. El mosaico, de corte neoclásico, estaba todavía alejado del estilo modernista desarrollado por el artista en años posteriores. Inspirado en el mosaico romano u opus tesselatum, está compuesto por pequeñas piezas,  teselas, de mármol y gres calcáreo. Un paisaje floral y colorista de formas geométricas donde el pasillo central hace de eje, dividiendo en dos la nave, en los que el dibujo se repite a ambos lados. En su diseño destacan elementos con carga religiosa y simbólica, como las letras Alfa y Omega:  Yo soy el Alfa y el Omega, dice el Señor, el que es, el que era y el que viene, el Dios del universo, principio y fin de todas las cosas. También aparecen las letras J y M en referencia a la Congregación Jesus y María.

La iglesia se construyó en 1879 y es obra del arquitecto Joan Torras i Guardiola. De estilo neogótico fue capilla del convento de las monjas de Jesús y María, motivo que animó a Gaudì a participar en el proyecto ya que su sobrina nieta estudió con las monjas de esa misma congregación. En 1890 pasó a manos de los hermanos maristas y en 1930 se convirtió en iglesia parroquial del Santo Pacià, tal y como la conocemos hoy en día. Joan Torras diseño el edificio con una sola nave, espaciosa y de altura, con grandes ventanales de cristales policromados y contrafuertes que rodean toda la planta, las puertas y ventanas son de arco ojival. La nave esta cubierta a dos aguas con cumbrera perpendicular a la fachada de acceso.

Merece mención aparte, el Organo afónico barroco de la iglesia, fabricado en 1967 por el taller Blancafort-Capellade, que forma parte del patrimonio cultural del barrio, una joya única, por tratarse del primer órgano con cadereta construido en Barcelona. Hoy en día se encuentra en proceso de restauración, y sus responsables buscan diferentes modos de reunir los 15.000€ que cuesta la reparación organizando conciertos y a través de donativos privados.

Iglesia de Sant Pacià

Por si fuera poco, su historia está marcada por diferentes hechos trágicos, en 1909, durante La Semana Trágica de Barcelona, los Hermanos Maristas tuvieron que huir apresuradamente de la iglesia cuando ésta fue quemada y saqueada. Durante la Guerra Civil Española, siendo ya parroquia Sant Pacià desde 1930, el templo pasó a ser comedor social, desapareciendo todos los objetos de culto que fueron quemados o requisados. En la sacristía hoy en día se pueden ver varías fotografías como testimonio de estos acontecimientos y otros de su historia.

La Iglesia de Sant Pacià está en el corazón del barrio de Sant Andreu en el Carrer de Les Monges.

2 Respuestas

    • Pedro Vega Quilez

      Cristina, muchísimas gracias por tu comentario. Me alegro que te parezca interesante. Es una iglesia muy bonita y merece la pena acercarse a conocerla. Para verla sola tienes que ir y hablar con el sacristan, claro, cooperar con un pequeño donativo, como dicen ellos para arreglar el órgano. Te iluminan la iglesia para ti solita y te cuentan su historia.
      Un beso muy fuerte y te vuelvo a agradecer tu apoyo incondicional.

      Responder

Deja un comentario, tu opinión es importante.